Barry Windsor-Smith: Barack Obama y la Reforma de la atención médica

viernes, 9 de octubre de 2009 | |


En el momento de escribir esto se está librando de una batalla entre los partidos demócrata y republicano sobre la propuesta del Presidente Obama para la reforma del sistema de atención de salud de EE.UU. En pocas palabras, el plan de Barack Obama es arrebatar la atención sanitaria de las garras de grandes compañías de seguros cuyo objetivo es sacar provecho de los enfermos, los afligidos, y de los ciudadanos con discapacidad de los Estados Unidos de América.

La meta del Ejecutivo es hacer que la atención sanitaria sea asequible y esté a disposición de todos los estadounidenses, independientemente de que actualmente tengan seguro o no. Sus propuestas incluyen lo que se llama, “Plan de Opciones Pública”; un término abstracto que involuntariamente ha desconcertado a muchos estadounidenses.

Sin embargo, la oposición republicana es escéptica al plan de Obama, comparable a los sistemas médicos de "socialización" de Gran Bretaña y Canadá, por citar dos ejemplos.

La argumentación de los republicanos ha vilipendiado el Servicio Nacional de Salud Británico (Britain's National Health Service - NHS) hasta el punto de la difamación. Sin presentar ninguna prueba, la oposición ha denunciado la discriminación del NHS en contra de los ancianos, los tratamientos oportunistas de los pacientes, la incapacidad médica, el racionamiento de la atención, e interminables listas de espera que han dado como resultado la muerte de los pacientes - han expuesto todo esto, y mucho más, como una amenaza de división, si se adoptara un sistema médico similar, contra los Estados Unidos .

Hay mucho más que decir sobre este conflicto político de lo que una breve descripción permite. Pero sirve como una introducción a mi historia personal con el Servicio Nacional de Salud Británico.

Emigré a los Estados Unidos de América en marzo de 1971. Como casi todos los jóvenes, estaba lejos de pensar sobre la muerte y la enfermedad. Sin embargo, después de haber pasado mis primeros veintiún años en Inglaterra, donde la salud se proporciona a todos de forma gratuita, o a bajo costo, yo no pensaba en la necesidad de un seguro médico personal en los EE.UU. Era consciente que ahora tenían que pagar las visitas al médico o al dentista, pero era asequible.

A pesar de mi aparente de salud y vigor, en el verano de 1975, me preocupé cuando un bulto apareció en el lado izquierdo de mi cuello. Mi médico me prescribió unos medicamentos, y me dio cita para dos semanas después. El bulto se había agrandado y estaba empezando a doler. Mi médico comenzó a sospechar y me sugirió que podría haber un problema con mi sistema linfático. Quería que me hiciesen una biopsia. Llamó a un cirujano, y me concertó una cita unos días más tarde.

Se trataba de un procedimiento ambulatorio no superior a una hora, pero yo nunca había pasado por una intervención quirúrgica, y simplemente pensarlo hizo que me sudaran las manos. Después de completar en la recepción el cuestionario estándar de previo a la intervención, la recepcionista se dio cuenta de que yo no tenía seguro. Me preguntó acerca de ello, y si había traído mi chequera. Salió de la habitación con el formulario en la mano, presumiblemente para hablar con el cirujano.

Ella volvió para decirme que el doctor no me vería. Me quedé sorprendido cuando me dijo sin rodeos que debía abandonar la clínica. Mientras volvía a mi apartamento, mi ansiedad por la cirugía pareció algo irónico. Ahora, mi temor principal era que no tendría ninguna intervención quirúrgica. Así es como puede ser un país que no ofrece la asistencia sanitaria pública a sus ciudadanos.

Mi doctor se enfureció cuando le comenté la actitud del cirujano.

Mi médico sentía que el ganglio linfático se había agrandado y podría significar una enfermedad grave, y que sin seguro, probablemente no podría conseguir un tratamiento adecuado en los EE.UU. Él era un poco anglófilo, y sabía que en Inglaterra podría, en caso necesario, recibir la atención médica gratuita del NHS. "Vete a casa", me dijo.

Al regresar a Inglaterra a finales de octubre de 1975, fui remitido por el doctor Earlam al Hospital de Londres, en Whitechapel. En pocos días, me reuní con un cirujano en su consulta, el Dr. Hope-Stone, que recomendó la eliminación y la biopsia de los ganglios. Esto se llevó a cabo sin demora, y en una semana me diagnosticaron un linfoma maligno. Cáncer. Entonces fui dado al cuidado del Dr. Valentine, que se ocupó de mí durante los veintiséis días que duró la radiación y el largo, y arduo, seguimiento de las pruebas, medicamentos, esteroides y transfusiones de sangre. Tras unos días, me quejé de que no podía soportar un régimen tan agotador, el me aconsejó sagazmente que si decidía salir del programa era probable que muriera en un año, a la edad de veinticinco.

No se me cobró por la cirugía o la biopsia de los ganglios linfáticos. Tampoco me cobraron por la radiación, ni por los tres meses de pruebas, ni por las transfusiones, los medicamentos u otras terapias. Eran iguales a mí, nadie se benefició de mi enfermedad o de su cura.

Tras regresar a los EE.UU. en marzo de 1976, mi médico de Nueva York, Bertram Newman, examinó la historia médica remitida por el Dr. Hope-Stone, donde se detallaba la totalidad del trato que había recibido en el hospital de Londres. Señaló que el tratamiento, cortesía del NHS, era cercano a los cien mil dólares, y añadió, "Eso nunca podría suceder aquí".

Yo soy sólo una voz, pero no estoy solo, en una América ideal, todas las voces serán escuchadas. Yo apoyo al Presidente Barack Obama en su valiente campaña para la Reformas del sistema de la Atención Médica.

Supongo que si está leyendo esto en la web de Barry Windsor-Smith: STORYTELLER, usted tiene algún interés en mi vida y mi trabajo.
A continuación se muestra una lista parcial de las obras que no existirían hoy de no ser por el Hospital de Londres y Servicio Nacional de Salud Británico.

COMICS
Machine Man 1 - 4; Ben Grimm: April Fool; Cerebus Dreams;Uncanny X-Men 186; Uncanny X-Men 198; Uncanny X-men 205; New Mutants covers; Iron Man 232; The Hulk: Thanksgiving; Wolverine: Weapon X; Archer & Armstrong; Solar: Alpha and Omega; Eternal Warrior; Rune; Conan and the Dark God; BWS: STORYTELLER; The Freebooters collection; Young GODS & Friends; Adastra in Africa.

PINTURAS y LIBROS
Artemis & Apollo; Fantastic Islands; The Studio; The Book of Samothrace; Fate Sowing the Stars; Medusa 1 -12; Sybila; Arthurian portfolio; Sybil, Psyche; The Head of Perseus; Wine; Fallen Icarus; The Beguiling; BWS: Opus 1; BWS; Opus 2

Las cifras derivadas de las encuestas nacionales son a menudo inexactas, pero teniendo en cuenta los márgenes de error, por lo menos 40.000 estadounidenses mueren cada año por la falta de la atención sanitaria adecuada.

Barry Windsor-Smith, 9 de octubre de 2009
Texto original extraído de la web de Barry Windsor-Smith,
para leer el artículo original pulsa aquí.

8 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Maravilloso post. Un artista de la talla de BWS debe ser una persona sensible, capaz de captar la poética de las cosas y una persona así jamás compartirá ideales con el partido republicano...

Grandes palabras de apoyo a Obama, un hombre que desde el primer momento me transmitió buenas sensaciones, pero que era de esperar que desde el bando republicno se le tratara de dificultar sus buenas intenciones.

Espero que el pueblo americano haya escarmentado con Bush y cia. y se de cuenta de que Obama es la esperanza...

Saludos.

FHNavarro dijo...

Sí, a mi este llamamiento a la lógica también me ha gustado.
Obama, parece buen tipo, pero no olvidemos que ante todo es Presidente de los Estados Unidos de América, y por muy bien que nos caiga, sus decisiones irán en beneficio de su país. Obama no es la alternativa a Zapatero, ni es Dios, pero parece majo y cercano ;)

Un saludo

Ferran Delgado dijo...

Gracias por la traducción, Felipe. El texto deja claramente en evidencia el sistema sanitario de los USA a través de la visión de uno de nuestros artistas más admirados.

Un saludo.

FHNavarro dijo...

De nada, Ferran.
Mira los post anteriores que seguro te interesarán tb.

Un saludo

Nemo Nadir dijo...

Lúcido y definitivo. Y me temo que, para la mentalidad norteamericana, totalmente inútil.

Nemo Nadir dijo...

Por cierto, Bessie Smith, una de las más grandes intérpretes de Blues y Jazz murió así, desangrada a las puertas de un hospital tras un accidente de tráfico.

Antonio Vazquez dijo...

Grandísimo Blog, el tuyo, que no decaiga.

FHNavarro dijo...

Bienvenido y gracias por los cumplidos, Antonio. Intentaremos que no decaiga el ritmo de publicación, pq la calidad está casi asegurada, ya que es cosa de BWS :D

Un saludo


El presente blog pretende recopilar de manera cronológica y ordenada la producción del artista inglés, Barry Windsor-Smith.

Todas las ilustraciones son Copyright Barry Windsor-Smith y sus respectivos autores y editoriales.
Related Posts with Thumbnails

Seguir este blog: